viernes, 4 de diciembre de 2009

Perdida en el Otoño


...Entré y estabas sentado en tu silla de siempre; siempre tan disperso, inquieto.. tan solo....Tan lleno de expectativas y buscando escucharme....

-...Hola..!

- Cómo estás..?

"Núnca he estado bien, siempre termino buscándote, no te das cuenta..?

- Bien, gracias y tú?

-Muy bien Angelita, puedes sentarte, relajate, puedes estar cómoda....

"Siempre me he sentido cómoda a tu lado,  siempre me refugio en tu regazo para buscar un consuelo, vengo a buscarte cada vez que cae el otoño, a contemplar tu hermosa sonrisa, a encontrarme con tu voz..."

-Miráme...tenés unos ojos lindos...No dejés de mirarme...

"No sé que reflejan mis ojos cuando veo...., no puedo dejar de mirarte...no quisiera cerrarlos núnca..."

-Mostrame tu lenguita le veo...

-Aggghhh!!

-...Esa lengua tan linda...

"Mmmmm ..no aguanto....no...me subes al cielo, con cada palabra que dices, cada gesto tuyo hace sentirme efímera a lo ajeno, a lo lejano.. a lo imposible..."

-Quitate la blusa, tengo que ver esto...necesito escuchar tu corazón por un momento...

.- ..Pero si no te dice nada, pensé por un momento que ibas a desnudar mi alma, claro, no sabes lo mal que me tienes, mis latidos son lentos y duraderos, como quien se sienta a esperar una trágica noticia...Pones tu mano a mi lado izquierdo, ahí, donde está el corazón, luego la subes.. luego la bajas...Me miras... no dices nada....

-Listo,  te voy a mandar unos exámenes, te noto decaída..Pide cita en 20 días para vernos...Ok?

-...Bueno Doctor, gracias.

"..Y aquí me tienes...perdida por vos cada vez que llega otoño..."

Angela Trejos G.